5 claves para entender a tu perro

Los perros se caracterizan por ser animales bastante olfativos y auditivos, los cuales también poseen una gran agudeza visual; además, tanto su cola como sus orejas suele ofrecer pistas sobre su estado de ánimo.

Y es que los perros usan su lenguaje corporal para enviar numerosos mensajes que tienes la posibilidad de aprender a descifrar a fin de poder conseguir desarrollar una mejor comunicación con tu mascota, y también una relación mucho más sana.

Así, lograr comprender el lenguaje canino, al mismo tiempo que consigues entender mejor a tu perro, será clave para que puedas mejorar la relación que existe entre ambos.

En este caso es importante saber, por ejemplo, que los ladridos y/o gruñidos caninos suponen otra manera de comunicarse, ya que podrían hacerlo no solo para llamar tu atención al querer jugar contigo, sino que además lo pueden hacer al desear avisarte sobre algún posible peligro, o sencillamente para dejarte saber que no quiere ser presionado o desea estar solo.

En cualquier caso, para ayudarte un poco a mejorar incluso más la relación que tienes con tu mascota, a continuación te presentamos algunas claves básicas para entender a tu perro.

Claves para comprender mejor lo que tu perro desea expresar

A través de diversos gestos o acciones, los perros suelen transmitir una mayor cantidad de información de la que las personas llegan a percibir; por eso, la buena comunicación se trata de un factor esencial al querer fortalecer el vínculo que tienes con tu mascota, y también para mejorar su relación.

En este sentido, el cuidado diario te permite ir aprendiendo a conocer mejor a tu mascota, saber interpretar las señales y los mensajes que envía; pero tomando en cuenta las siguientes claves, podrás comprender mejor a tu perro:

1.       Miedo

Los canes suelen demostrar un miedo defensivo a través de comportamientos, cuya finalidad consiste en tranquilizar a aquellos sujetos que representan alguna amenaza.

Dentro de dichos comportamientos se incluyen, por ejemplo, poner la cola entre las patas, agacharse, lamerse el hocico, echar las orejas hacia atrás, o ponerse boca arriba para mostrar sumisión.

2.       Hambre

Entre las maneras más habituales en que los perros buscan llamar la atención al tener hambre, destacan comportamientos como llorar, ladrar, apoyar la cabeza sobre el regazo de sus dueños o rascarlos con una pata. Consiste en un tipo de conducta que consigue reforzarse a sí misma (al buscar atención y recibir alimento), razón por la cual hay que prestar atención para evitar que el can termine pidiendo comida continuamente.

Lo mejor consiste en repartir la ración diaria, y evitar esperar hasta que el perro la pida.

3.       Estrés

Es importante aprender a distinguir los distintos tipos de ladridos que puede tener tu perro, ya que además de existir ladridos que expresan alegría o buscan captar la atención, también hay otros que reflejan estrés, miedo o agresividad.

En este sentido, es importante observar al can a fin de determinar qué situaciones le hacen ladrar y en qué contexto, de manera que sea posible identificar qué es lo que desea decir.

4.       La cola

En aquellos casos donde los perros suelen mover su cola rápidamente, por lo general, desean expresar tanto emoción como excitación; mientras que al esconderla en medio de sus piernas, probablemente significa que tiene miedo.

Asimismo, el batir el rabo hacia abajo, y no hacia arriba, supone una manera de preguntar qué está ocurriendo, e indicar que no logra interpretar las órdenes que les dan.

Atención y caricias

Cuando tu mascota te busca y comienza a mostrar la ingle y/o el lomo, al mismo tiempo que mueve el rabo, seguramente sea porque disfruta de las caricias.

No obstante, si intentas hacerlo mientras se encuentran descansando o cuando realiza alguna otra actividad, es probable que no le agrade, algo que te dejará saber a través de la posición de sus orejas, el movimiento de su cola, al lamerse el hocico, o levantarse e irse.

Cómo entender el lenguaje de tu perro

Además de las actitudes, lo cierto es que prestar atención a la mirada de los perros también logra ser una clave para entenderlos mejor, ya que podría expresar que se encuentran en modo sumiso y no representan ningún peligro, o todo lo contrario, que se encuentran en tensión.

Es justamente por eso que no suele ser recomendable mirar a un perro desconocido directamente a los ojos, ya que no es posible saber de qué forma reaccionará.

La cola de los perros es un elemento básico a considerar al querer comprender su lenguaje, ya que se trata quizás de la parte de mayor importancia que tiene el proceso de comunicación de un can, dado que les permite expresarse de diversas maneras.

Asimismo, en aquellos casos donde gruñen, es posible que intenten expresar un par de estados emocionales totalmente distintos; así, podrían expresar que se sienten a gusto, o que se encuentran a punto de morder.

Al mostrar los dientes, los perros podrían estar enviando un mensaje de advertencia que permita entender que lo mejor es mantener la distancia, o de lo contrario, no dudará en morder.

Para terminar, solo queda decir que teniendo en cuenta las diversas claves presentadas a lo largo de este post, podrás tener la oportunidad de aprender a entender mejor el idioma y la forma de expresarse de tu perro, algo que permitirá mejorar su comunicación y al mismo tiempo fortalecer el vínculo entre ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.