post

Muchas veces las personas pueden verse agobiadas por la estresante ciudad, el constante ruido de los coches, la contaminación que se puede respirar en las ciudades resulta asfixiante, todo se mueve a una velocidad imparable, el trabajo se acumula y pareciera que la vida se ha dejado en segundo plano, concentrándonos solamente en entregar los informes a tiempo, en pagar las facturas y el alquiler del apartamento, en tener al día el seguro médico, en pagar la hipoteca del banco y los créditos, acumulándose y manifestándose como enfermedades graves que afectan el cuerpo y por lo tanto se ve deteriorada la salud de la persona.

¿Necesitas desconectar? Toma nota

Si bien existen medicinas que se encargan de contrarrestar cualquier dolencia que pueda sentir una persona, hay una medicina que resulta mucho más satisfactoria y que no precisa de recetas.

Volver a conectar con la naturaleza puede resultar terapéutico para muchas personas, quienes sienten que al pasar mayor tiempo en un entorno con árboles, ríos, senderos de tierra, rodeado de montañas, paisajes que nos ofrecen una tranquilidad y paz al recorrerlos, por lo que podemos sentir que nos desconectamos del mundo como lo conocemos y nos adentramos en un nuevo mundo, mucho más sano y pacífico.

En la actualidad existen muchas disciplinas que ofrecen a las personas experiencias distintas a las cotidianas, permitiéndoles salir de su zona de confort, lo que significa que también su mente se abrirá a nuevas sensaciones y no hay nada mejor que hacerlo en la naturaleza.

Entre los deportes que se practican en la naturaleza, como el senderismo, alpinismo, rafting, entre otros, hay uno que se ha popularizado entre quienes disfrutan de estas actividades, siendo este el barranquismo.

¿Qué es el barranquismo?

Es una práctica que funciona como deporte, en la cual se requiere ir por barrancos, nadar ríos de montaña, trepar, hacer rápel, realizar saltos empleando diferentes métodos, además de contar con herramientas especializadas para realizar cada actividad de manera segura.

Debe sus inicios al montañismo, cuyo término fue dado por Jean-Jacques Rousseau en 1761, posterior a él, César Briet decide descender ríos como una actividad deportiva. Entre los años de 1904 y 1911, Briet haría varias exploraciones donde recogería información y una gran cantidad de fotografías de los barrancos que exploró entre Francia y Aragón.

Sería para el año de 1933  cuando varios jóvenes descenderían un río, dado que antes hacerlo resultaba muy complicado. Para el año de 1995, en España se daría a conocer el «Manual de técnicas de descenso deportivo de cañones y barrancos«, por lo que la popularidad del deporte crecería mucho más a partir de esto.

A pesar de que es una práctica que se puede realizar por sí solo, es importante que si la persona es principiante o no cuenta con mucha experiencia, se realice con un guía y en grupo, para de esta manera tener una mayor seguridad. Además de que se precisará de un debido equipamiento para realizar la actividad sin ningún riesgo.

Dependiendo del tipo de descenso que se realizará, variará el equipo. El equipamiento requerido es una mochila que tenga la posibilidad de drenar el agua, calzado adecuado para el deporte, traje de neopreno que sea mínimo de 3mm, casco, cuerdas y arnés.

El barranquismo es una actividad para todos

El barranquismo posee también varios niveles de dificultad, los cuales y a medida que se asciende a los niveles más difíciles, se precisarán de técnicas profesionales y un equipo más completo.

Van desde el nivel 1 hasta el 7 y en cada uno de ellos se requerirá de hacer diversas actividades que exigirán mucho más de la persona, por lo que es importante que hagamos los niveles que se encuentran dentro de nuestros límites, esforzarnos demás puede resultar perjudicial para nosotros y para quienes comparten el deporte con nosotros.

Es un deporte de aventura que ofrece gran estimulación a quien lo practica, dado que por los distintos entornos naturales que deben cruzar, la adrenalina de las personas aumentará y podrán experimentar sensaciones nuevas que no habían sentido con anterioridad.

Romper con la rutina disfrutando de la naturaleza

Es una buena manera de despegarse de la aburrida rutina en la que nos hemos vuelto esclavos, y esto beneficiará grandemente a nuestro organismo, provocando que la persona pueda sentirse con mayor vitalidad, con más fuerza y resistencia, además de que son recuerdos que permanecerán por mucho tiempo en su vida.

Existen muchas zonas para realizarlo, pero sin duda hacer barranquismo en Catalunya destaca por las preciosas vistas y rutas por las que descender, pareciendo que están hechas para ello.

Es sin duda alguna uno de los mejores deportes que pueden practicarse en entornos naturales, además de que estimulan la voluntad del participante por alcanzar el objetivo propuesto, haciendo uso de las técnicas que ha aprendido, del equipamiento que precisará para hacer todo lo necesario para sobreponerse a todos los obstáculos y a su resistencia por seguir adelante a pesar de las dificultades que se le pueda presentar en cada camino.

El barranquismo es practicado mucho en la actualidad, por lo que no resultará difícil conseguir grupos que se reúnan para platicar y practicar el deporte juntos, de esta forma, podrás incluso conseguir personas que compartan tu afición por el barranquismo, así te motivarás mucho más para seguir con este deporte.

Es importante que volvamos a conectar con la naturaleza, hacerlo es vital para la sanación del cuerpo, de la mente y del alma, lo que generará bienestar en las personas, aumentando así su calidad de vida, evitando que caigan en enfermedades producidas por el estrés o la ansiedad. Es un deporte que le hará bien a quien desee desconectar de su rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *