¿Cómo puedo conseguir financiación para una promotora inmobiliaria?

Todo proyecto requiere de una financiación para hacerlo posible, para lo cual se tienen que considerar los riesgos que implica, ya que no necesariamente tienen que ser con recursos propios, también puede ser por cuenta ajena, a plazos, con garantías, etc.

La financiación de una promotora inmobiliaria dependerá principalmente del riesgo que exista en la misma, además de la capacidad y rapidez de que esta pueda generar los ingresos suficientes para el pago de dicha financiación.

3 tipos de formas de conseguir financiación para una promotora inmobiliaria

Dicho lo anterior, te diremos en este post los tres tipos más comunes de financiación para promotora inmobiliaria que puedes conseguir para una promotora inmobiliaria, así sabrás que opciones tienes posibles para llevar a cabo tu proyecto.

Para los proyectos inmobiliarios específicamente, es muy importante obtener una gran financiación, algo que debe conseguirse mucho antes de que puedas obtener los ingresos de los activos inmobiliarios que vas a desarrollar, así que es muy importante tenerlo en cuenta.

1.       Crowdfunding inmobiliario

Una de las opciones que tienes para la financiación de una promotora inmobiliaria y que dista de los métodos tradicionales, es obtener el dinero mediante el crowdfunding inmobiliario, una forma bastante flexible que te permitirá desarrollar tu proyecto con el apoyo de otras personas.

El Crowdfunding inmobiliario tiene muchas ventajas frente a otras fuentes de financiamiento, una de ellas es que pueden financiar proyectos inmobiliarios sin tener que seguir los estrictos criterios de las entidades financieras tradicionales, ofreciendo más alternativas en sus modalidades, debido a que esto puede hacerse con fondos propios o a través de un préstamo.

Si decides tomar esta opción de financiación, debes tener en cuenta que el proyecto inmobiliario, a través de la plataforma que utilices, podrá solicitar un préstamo a los usuarios de la misma, u ofrecerles ser inversores en el capital del proyecto en cuestión.

Con el Crowdfunding inmobiliario puedes financiar proyectos que tengan un importe reducido, pero también aquellos de gran envergadura que quieres desarrollar, siempre que pasen por un análisis de la operación y del promotor, tal y como sucede con otras opciones de financiación que hay para ello.

2.       Financiación bancaria

La financiación a través de una entidad financiera es la opción más tradicional que existe para desarrollar tu proyecto de promotora inmobiliaria, pero para ello debes tener en cuenta que los bancos las conceden si el promotor desembolsa de sus propios recursos la totalidad, o la mitad del suelo donde se hará el proyecto inmobiliario.

En ese sentido, la financiación no te servirá para adquirir el suelo donde vas a desarrollar el proyecto inmobiliario, solo serviría para la construcción del mismo, por lo que el banco según el avance del proyecto, te irá dando poco a poco la financiación otorgada.

De igual forma, la financiación bancaria para una promotora inmobiliaria depende de muchos factores adicionales, como la experiencia que puedas tener como promotor, pero más aún de la viabilidad comercial del proyecto inmobiliario a desarrollar.

Por todo lo mencionado, es por lo que los bancos solo otorgan la financiación para una promotora inmobiliaria, una vez que ya se tiene un porcentaje de las unidades del proyecto inmobiliario reservadas o vendidas, pero debe ser un porcentaje considerable.

3.       Fondos de inversión

Otra forma de financiación de una promotora inmobiliaria es a través de los fondos de inversión especializados, los cuales son más flexibles que los bancos en cuanto a criterios de riesgos, por lo que te serviría para comprar el suelo donde harás el proyecto inmobiliario.

Los fondos de inversión también te servirán para financiar los gastos que tengas que pagar antes de iniciar el proyecto inmobiliario, como son las labores de excavación, obtención de licencias, etc., así como los requisitos que colocan las entidades bancarias al promotor.

Analizando lo explicado, los fondos de inversión funcionan como un préstamo puente, ya que son los que te permitirán crear las condiciones óptimas para posteriormente acceder a otro tipo de financiación que no habías conseguido para desarrollar el proyecto inmobiliario.

Los préstamos puente se realizan generalmente antes de que se obtenga el crédito promotor del proyecto, por lo que la garantía de estos es la hipoteca sobre el suelo donde se realizará el proyecto inmobiliario, aunque en algunos casos también puede ser algún otro activo, y el tiempo de devolución suele ser corto, de 18 a 24 meses.

En el tiempo de devolución solo se tiene que pagar los intereses, los cuales son bastantes elevados, ya que pueden estar entre el 12 y el 15% anual.

¿Qué tipo de financiación es mejor?

Para la financiación para una promotora inmobiliaria, debes ser realista con la capacidad de financiación que tienes, porque si tienes para el pago del suelo donde se hará el proyecto inmobiliario, y además para pagar la garantía que pide el banco, entonces opta de una vez por el crédito al promotor.

Sin embargo, si no cuentas con el dinero suficiente para financiar el proyecto por medio de un crédito al promotor, entonces tus mejores opciones serán los fondos para inversión y el Crowdfunding.

Muchas personas que tienen un proyecto inmobiliario que quieren hacer realidad están optando por el Crowdfunding, ya que es una opción más versátil y que tiene menos limitaciones, por lo que quienes inviertan en el mismo realmente estarán interesados en él.

Con este tipo de financiación no se requieren tantos requisitos como con los métodos tradicionales, así que debes tener en cuenta los beneficios que posee, y determinar si es lo que estás necesitando para hacer realidad tu proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *