post

Los comienzos de año son ideales para realizar nuevos propósitos. Es difícil encontrar una lista de deseos de año nuevo que no incluya en algún aspecto mejorar la apariencia física.

La motivación necesaria para adelgazar

Anotados de distintas maneras se encuentran frases como adelgazar, ir al gym, hacer dieta, etc. Lo cierto es que después de los excesos navideños a muchos cuerpos les cuesta restablecer el equilibrio y más aún perder algunos kilos.

Para cuando termina el primer trimestre, la desesperación comienza a apoderarse de las personas y buscan soluciones radicales y desesperadas.

Sin embargo, así como no se aumentó de peso en  un día el proceso de perderlo también requiere de un lapso determinado el cual se debe planificar y respetar. Para lograrlo la motivación es indispensable y a través de ella alcanzar la meta deseada.

Motivación: concepto aplicado a disminuir tallas

Para motivarse a adelgazar lo primero que se debe considerar es ¿qué es la motivación? Esta palabra representa el deseo de alcanzar una meta, ese deseo se vuelve un motivo. Los motivos mueven al individuo a realizar acciones que los lleven a cumplir sus objetivos.

En el caso de querer adelgazar estas acciones se encuentran bien establecidas y aplicadas correctamente traerán resultados positivos a todos aquellos que tengan la paciencia y la voluntad para lograrlo.

Sin embargo y si en algún momento sentimos que hace falta un impulso para lograr las metas, a continuación podemos leer algunos consejos para no perder la motivación para adelgazar.

Un motivador universal para casi todo (por no decir todo) lo que se puede proponer una persona es el conocimiento de la verdad. Aunque esto suena muy filosófico tiene un alto nivel de aceptación porque ha dado resultados innegables.

Se puede llegar a un conocimiento aceptable de la verdad por medio de una vieja técnica conocida como método científico. Este se basa en la observación y experimentación.

En vista que el objeto de estudio es la persona misma, lo primero que debe hacer es observar y autoevaluarse. Seguidamente se debe hacer un estudio del organismo y analizar los resultados.

El profesional llamado a ayudar con esta imperativa primera parte es un médico especialista. Existe uno para cada edad de la evolución humana y a través de él se determinará si hace falta algún otro profesional como nutricionista o endocrino.

La mayor motivación que existe es conocer que realmente la comida no engorda. El temor a las dietas es que se asocian inmediatamente con pasar hambre. Muchos creen que solo se mantienen por un tiempo y luego se vuelven a las costumbres alimenticias, que son en parte responsables del sobrepeso.

Así que la primera gran motivación para adelgazar es entender que puedes comer hasta sentirte satisfecho complacer gustos y caprichos y aún así mantenerte esbelto y saludable. Solo se debe cuidar la relación de las calorías que se consumen y las que se gastan.

Organización el primer paso de la motivación

Realizar un plan que se estructure en los pasos que se deben seguir es una estrategia que resulta en una estupenda motivación. Ver como se logran los objetivos aumenta la confianza personal y permite visualizar mejor los resultados.

Imponer dietas al organismo recomendadas por artículos generales, amistades o familiares quizás no sea lo más sensato. Por muy buenas intenciones de los consejeros la realidad es que cada organismo es único y requiere de necesidades diferentes.

Sorprende mucho que en ocasiones la clave para adelgazar no sea comer menos sino comer más.

Seguro que has escuchado el término como acelerar el metabolismo y esto solo se logra teniendo varias ingestas de alimentos al día. Cada plan es diferente pero la base siempre es incluir frutas y vegetales en cantidades suficientes.

La combinación de alimentos es fundamental al igual que respetar los horarios para ayudar al organismo a cumplir su función correctamente.

Hay alimentos que es preferible consumirlos en la mañana y otros en la noche como por ejemplo las grasas, carbohidratos y azúcares antes de las cuatro de la tarde y proteínas y vegetales para horarios vespertinos.

Comiendo adecuadamente se logran resultados duraderos. Lo normal es que cuando se cambian los hábitos alimenticios el impacto produzca que el cuerpo pierda inicialmente unos cuantos kilos luego se equilibrará y el proceso es más lento, pero seguro. Los resultados duraderos son muy motivadores.

Como dato importante siempre es recomendable dejar la azúcar refinada y las comidas con grasas malas fuera de la dieta. Existen alimentos que ayudan a canalizar la ansiedad y son deliciosos, así que recuerda que no se necesita sentir hambre al contrario, con una buena dieta siempre se está satisfecho.

El ejercicio

fitnes para perder peso

El ejercicio es una práctica saludable y necesaria, pero también es un gran aliado a la hora de querer llegar a tener el peso deseado.

Practicar ejercicio se puede convertir en un gran motivador. Además de que la práctica de deporte libera endorfinas, reduce el estrés y mejora la condición física; también se pueden formar grupos de apoyo con personas que tengan objetivos similares y disfrutar juntos del ejercicio.

La música puede ayudar a mejorar los resultados y pasar momentos divertidos.

Refuerzo positivo

El refuerzo positivo es primordial para lograr mantenerse en los cambios de hábitos que llevarán a adelgazar.

Es necesario centrar la atención en los logros y la mirada en el objetivo. No es necesario esperar perder unos kilos para vestirte con la ropa que más le agrade o mostrar lo mejor su imagen, sentirse bien consigo mismo es muy motivador para seguir el régimen deseado.

Rodearse de personas positivas que valoren los esfuerzos y colaboren con los objetivos es sano y motivador. Para nada se necesita de personas tóxicas que disminuyan los esfuerzos.

Recomendaciones

Es necesario recordar que toda la motivación que se necesita para lograr un objetivo se encuentra dentro de uno mismo.

Una vez que se tome la decisión de adelgazar no existirá fuerza en el universo que lo impida y a medida que se avance en los objetivos sólo se encontrarán motivaciones para lograr las metas.

Esperar que un diagnóstico médico obligue a tomar medidas no es el panorama ideal, ya que una alimentación inadecuada puede ofrecer resultados negativos e irreversibles en el organismo. Por eso lo mejor es buscar la ayuda de profesionales y ponerse manos a la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *