Consejos para perder peso de forma saludable

Cuando estamos un poco pasados de peso y pensamos en perder esos kilos de más que nos afectan, pensamos inmediatamente en suprimir comidas.

Esto puede hacer que bajemos de peso, pero suprimiendo determinados alimentos también podemos perder sus nutrientes, algo que puede traer inconvenientes para nuestra salud.

¿Cuáles son los mejores consejos si quieres perder peso?

Una dieta equilibrada, para perder peso sin perder las vitaminas y minerales que necesitamos para un mejor funcionamiento del organismo, complementada a una serie de ejercicios básicos, puede hacer que nos deshagamos de esos kilos que no deseamos tener y sentirnos bien al mismo tiempo.

1.    Aumenta el consumo de vegetales

Vitaminas, minerales y mucha energía son solo algunos de los beneficios que proporcionan los distintos tipos de verduras para nuestra salud, y es que aumentar su consumo diario es una opción saludable que nos permite bajar de peso.

Según estudios, incluso consumiendo la misma cantidad de caloría, quienes agregan más verduras a su dieta reducen su peso más rápidamente.

Los vegetales cocinados son deliciosos y más fáciles de digerir para tu organismo, pero los especialistas recomiendan el consumo de alguna verdura cruda en cada comida, ya que estas aportan menos calorías debido a que el cuerpo realiza un mayor esfuerzo para metabolizarlos, por lo que no debes tenerle miedo a una buena ensalada de vegetales crudos en cada comida.

2.    Reduce el consumo de los alimentos que más engordan

Seguramente te cueste mucho abandonar aquellos hábitos de consumir determinados alimentos deliciosos, que al mismo tiempo son los que mayor cantidad de calorías aportan.

Si estos te generan una verdadera satisfacción, no se trata de dejarlos por completo, sino de reducir su consumo, para que estos no signifiquen un deterioro para tu salud, y te traigan problemas en un futuro.

Debes tener cuidado y consumir de forma responsable distintos alimentos, como puede ser la pizza, que aporta alrededor de 400 kcal. por porción, por lo que disfrutar de esta comida una vez por semana será más que suficiente.

Lo mismo ocurre con las frituras. Estas aportan gran cantidad de calorías, por lo que si las preparas, puedes tener en cuenta ciertos precauciones, como no trocear los alimentos, para que penetre en ellos menor cantidad de aceite, o en el caso de realizar algún pescado o carne apanada, optar por cocinarlo al horno, que quedará igual de crujiente y delicioso.

Cuídate y deja solo como un gusto que te puedes dar cada tanto los postres, ya que estos suelen contener una gran cantidad de harina y azúcares, con un valor calórico que no te permitirá perder peso.

La leche también es muy calórica y los aderezos, como la mayonesa, no son recomendables para llevar adelante una dieta saludable.

Ni hablar de los embutidos y otros tipos de alimentos procesados. La mayoría de ellos contiene gran cantidad grasa, sal y condimentos que significan un gran valor calórico. Guárdalos para esos momentos en los que después de varios días de dieta saludable, te premias con un alimento que te brinde placer.

3.    El semi ayuno es una gran estrategia para bajar la barriga

Desde hace varios años los profesionales de la nutrición le están dando importancia al semi ayuno.

Unos determinados espacios de tiempo al día en los que no se consume alimentos pueden traer beneficios para nuestra salud, ya que dejamos descansar y limpiar nuestro organismo de manera natural y autónoma.

Para realizar este ayuno intermitente de forma saludable, se debe dividir el día en una franja de 12 horas, en las que no se consume ningún tipo de alimento, aunque sí se pueden beber líquidos como agua, y otra franja de la misma cantidad de horas en las que se distribuye el consumo de todos los alimentos que tomamos al día.

Tras un período controlado y corto en el que el cuerpo no recibe ningún alimento, su funcionamiento se regenera, y desarrollar nuestra paciencia es parte de poder lograrlo.

Algo que debes tener en cuenta es que no se trata de hacer 12 horas de ayuno para luego consumir cualquier tipo de alimento con demasiadas grasas, harinas refinadas o azúcares, sino que en aquella franja temporaria en la que come también se debe tener consciencia alimenticia, y consumir las comidas saludables que te recomendamos antes.

4.    El agua: una clave para adelgazar

Todo el tiempo hablamos de los beneficios del agua y esto tiene que ver con que se trata de la bebida que más nos puede ayudar a reducir nuestro peso, entre muchas otras bondades, como calmar el apetito, saciar, y ayudar a eliminar las toxinas del cuerpo.

Puedes consumir agua de diferentes formas saludables en el caso de que te cueste beberla sola.

Las infusiones de hierbas son una buena forma de incorporar este líquido para lograr una mayor hidratación del organismo, o se puede mezclar con zumo de frutas, para darle un sabor especial.

Según los especialistas, es fundamental beber al menos 8 vasos de agua al día para estar más saludables.

5.    Complementa tu dieta con ejercicios

Si al mismo tiempo que ingerimos menos alimentos, gastamos más, lograremos la dieta perfecta y una reducción mucho más rápida de nuestro peso, además de ayudar a nuestro metabolismo a realizar su trabajo de una forma mucho más saludable.

No se trata solo de bajar de peso ingiriendo menos alimentos, sino de hacerlo de forma más saludable, aportándole al mismo tiempo todos los nutrientes necesarios a nuestro organismo, y complementando la dieta saludable con ejercicios que nos ayuden a sentirnos mucho mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.