post

Cuando vamos a realizar una actividad determinada o a trabajar según nuestro oficio o carrera, muchos de nosotros debemos utilizar un equipo especializado que permita protegernos de posibles riesgos.

Clasificación del EPP

La clasificación del Equipo de Protección Personal, se refiere al área del cuerpo a proteger para la cual fue diseñado, así como a la función que este debe cumplir en determinada actividad y que explicaremos a continuación:

1. Protección a la cabeza (cráneo)

Dentro de esta categoría se encuentran básicamente los cascos de seguridad, elementos diseñados para la protección de la cabeza en caso de impactos producidos por objetos que puedan caer sobre esta.

equipo de seguridad

Algo que muy pocas personas saben es que también este equipo puede proteger a la persona de choques eléctricos y quemaduras, por lo que es necesario tenerlo puesto durante toda la actividad de trabajo para evitar accidentes.

2. Protección de ojos y cara

Para la protección de los ojos y de la cara, quienes ejecuten actividades de riesgo que pongan en peligro dichas zonas, deben también contar con la protección adecuada para estos.

Es vital que los ojos requieran el uso de las gafas de protección, evitando que el trabajador pueda ser lastimado por sustancias químicas corrosivas o similares, fuego, chispas, entre otros.

El material con el que deben estar elaboradas dichas gafas deber ser blando, permitiendo que este se ajuste a la cara y que resista a cualquier sustancia que caiga sobre ella.

También existen gafas de protección especializadas, las cuales tienen lunas y que son resistentes a impactos, para aquellos casos de desprendimiento de partículas; mientras que para casos de radiación infrarroja son utilizadas pantallas protectoras que poseen filtros o caretas transparentes.

Dentro de los equipos que existen para la protección de la cara podemos encontrar con máscaras de soldador, las cuales están formadas por una máscara provista de lentes que filtran los rayos ultravioleta e infrarrojos.

Otra forma de proteger la cara es mediante los protectores faciales que permiten la protección de partículas y objetos extraños, y que puede ser elaborado en plástico transparente, cristal templado o en rejilla metálica.

3. Protección a los oídos

Los oídos son una parte muy delicada al momento de trabajar con elementos de riesgo, ya que estos cuando el nivel de ruido excede los 85 decibeles, deben tener una protección auditiva para el trabajador.

Para ello es necesario dotar a los trabajadores con protectores auditivos de tipo tapones de caucho o auriculares.

Los tapones de caucho son un elemento que se inserta al canal auditivo externo, de modo que permanezca en este sin ningún tipo de sujeción especial; mientras que los auriculares son un elemento semiesférico elaborado en plástico y que tiene relleno absorbente de ruido, pero que se mantienen sujetos alrededor de la cabeza por medio de una banda.

4. Protección de las vías respiratorias

Proteger las vías respiratorias se puede realizar mediante el uso de respiradores que eviten el riesgo de ingreso de agentes contaminantes, que se puedan encontrar en la zona donde está el usuario de esta.

Los respiradores ayudarán a los trabajadores a que los contaminantes en el aire no puedan ingresar a las vías respiratorias del empleado, a la vez de reducir la concentración de estos en la zona.

elementos de seguridad

El mal uso de las mascarillas puede ser contraproducente, causando una sobreexposición a las bacterias y causar hasta la muerte.

5. Protección de manos y brazos

Quienes necesiten protección de sus manos y brazos, deberán seleccionar sus guantes de acuerdo al tipo de riesgo al cual se puedan ver sometidos y a la necesidad de movimiento libre entre sus dedos.

Es necesario que el guante que elija sea de su talla y que se mantenga en buenas condiciones, así como tampoco deberá utilizarlos para trabajar cerca de máquinas en movimiento.

6. Protección de pies y piernas

El calzado de seguridad también es fundamental para la protección de los trabajadores contra humedad y sustancias calientes, así como para protegerse se superficies ásperas, con objetos filosos y agudos, además de protegerlos contra riesgos eléctricos.

Los Equipo de Protección Personal (EPP) son todos aquellos que le permiten al trabajador protegerse de posibles lesiones, entre los que se encuentran dispositivos, accesorios y vestimenta especializada según la actividad a realizar.

Esto constituye el concepto más básico en cuanto a seguridad y es algo muy necesario cuando existe algún tipo de riesgo en la actividad a realizar, como por ejemplo la supervisión de una obra en construcción.

Laboralmente hablando, todos los países poseen dentro de sus legislaciones reglamentos que protegen a los trabajadores y obligan a los empleadores a suministrar dicho equipo de seguridad a estos, para así garantizar su seguridad personal.

Funciones del EPP

La principal función que tiene un EPP es suministrarle a la persona que lo porta el máximo confort y para ello su peso debe ser mínimo pero eficiente con la protección que requiere.

Además, es fundamental que este equipo no restringe en nada los movimientos del trabajador y debe ser duradero por determinado tiempo. De requerir un mantenimiento, la empresa debería poder hacerlo o contratar una empresa que se encargue de ello.

Otro punto importante para ser un EPP, es que este sea construido bajo los estándares internacionales de los EPP y que posea una apariencia llamativa que permita identificarlo como un elemento de seguridad.

Todos estos son EPP necesarios para la protección de los trabajadores y de los cuales deben estar muy atentos los empleadores, para garantizar así la salud y el bienestar de quienes laboran para ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *