Financiación alternativa para promotoras inmobiliarias

Desde hace varios años, la financiación alternativa se ha encontrado funcionando dentro del sector inmobiliario, de modo que dicho mercado ha estado desarrollándose dentro con el propósito de que las empresas promotoras tengan la oportunidad de llevar a cabo sus proyectos residenciales.

Así, supone un método de financiación que logra captar a los profesionales inmobiliarios al ser capaz de canalizar el ahorro de inversores particulares, los cuales podrían ser tanto personas físicas como jurídicas.

De esta manera, mediante la financiación alternativa para promotoras inmobiliarias, este tipo de empresas tiene la posibilidad de conseguir el dinero que requieren para poder comenzar y/o finalizar cualquier posible proyecto inmobiliario.

¿Qué es la financiación alternativa?

La financiación alternativa tiene como objetivo ofrecer alguna solución parcial frente a las necesidades que pudieran presentar los promotores inmobiliarios.

Hay que señalar que se trata de una solución parcial, debido a que evidentemente, los empresarios deben aportar parte del capital a manera de garantía y también de compromiso frente a cualquier financiador sobre la viabilidad del proyecto que pretende llevar a cabo.

Sin embargo, pese a ser parcial, esta financiación alternativa para promotoras inmobiliarias, ofrece la posibilidad de viabilizar inversiones, las cuales después de un determinado tiempo, cuentan con una gran probabilidad de que las pueda financiar la banca comercial

A través de dicho enfoque, se puede decir entonces que la financiación alternativa consiste en un recurso bastante interesante tanto para las promotoras inmobiliarias como para la banca comercial, la cual tiene la oportunidad de canalizar a sus mejores clientes directamente a estas soluciones temporales, con el fin de garantizar su entrada cuando los riesgos del proyecto logren ajustarse a sus requisitos para la concesión de financiación.

Opciones de financiación alternativa dirigidas a promotoras inmobiliarias

En la actualidad se pueden encontrar distintas opciones de financiación alternativa destinadas a empresas, sobre todo a promotoras inmobiliarias, destacando especialmente las siguientes:

Financiación bancaria

La política de riesgos común en las entidades bancarias consiste en otorgar financiación para promoción inmobiliaria donde los promotores han sufragado, de sus propios recursos, una parte considerable (al menos el 50%) o la totalidad del terreno en el cual se realizará el proyecto inmobiliario.

De modo que este tipo de financiación no resulte apropiado para obtener el suelo o terreno en el que la promoción se llevará a cabo, sino principalmente para financiar la construcción de esa promoción.

Así, el banco se encargará de ir otorgando fondos de acuerdo al avance del proyecto, por lo general, contra certificaciones de obra.

Igualmente, la concesión de esta financiación para proyectos inmobiliarios suele variar según distintos aspectos, por ejemplo, la experiencia previa de los promotores y especialmente, la viabilidad comercial que pueda tener cada promoción inmobiliaria.

Esta es la razón por la cual las entidades bancarias suelen ofrecer financiamiento únicamente en aquellas ocasiones donde ya se han vendido y/o reservado un considerable porcentaje de unidades.

Préstamos puente

Los préstamos puente para promotores también suelen estar entra las opciones más comunes al momento de buscar financiación para esta clase de proyectos.

Los mismos suelen ser concedidos por los fondos de inversión a aquellos promotores que aunque ya disponen del suelo o que poseen acceso a un terreno en el cual poder comenzar su proyecto, no cuentan con suficientes recursos para empezar, y obtener las licencias correspondiente; es decir, el proyecto y el nivel de preventas demandado por la banca al momento de conceder un préstamo para promotores.

El objetivo de esta clase de financiación consiste en que los promotores tengan la oportunidad de adquirir todo aquello que requieren para poder realizar sus proyectos, por ejemplo, comprar el terreno, contratar la constructora, conseguir los permisos correspondientes, compradores del bien inmueble y después su financiación.

Crowdfunding inmobiliario

Las plataformas de crowdfunding también suponen una gran opción de financiación alternativa para promotoras inmobiliarias.

En este sentido, el crowdfunding inmobiliario destaca por proporcionar ciertos beneficios respecto a los otros dos métodos de financiamiento señalados previamente.

Por ejemplo, el crowdfunding ofrece una mayor flexibilidad en comparación con los estrictos requisitos exigidos por las tradicionales entidades financieras; además, ofrece mayores opciones, dado que podría realizarse a través de préstamo o de fondos propios.

Así, las promotoras inmobiliarias en busca de financiación, pueden escoger entre pedir un crédito a los inversores de la plataforma (crowdlending, crowdfunding de préstamo o de deuda), o proponer la entrada dentro del capital a los inversores (crowdfunding de inversión).

En cualquier caso, el crowdfunding inmobiliario permite conseguir el financiamiento necesario tanto para proyectos que requieren un pequeño importe, como para los que son de mayor envergadura.

Business angel

Normalmente, el business angel es una alternativa a la cual recurrir durante las primeras etapas del proyecto, ya que además de proporcionar recursos económicos para las promotoras inmobiliarias que se encuentran comenzando sus proyectos, también suelen ofrecer sus conocimientos, contactos y experiencia en el sector, por lo que demuestra un gran nivel de implicación dentro de todo el proceso.

Venture capital

El venture capital es un tipo de financiación alternativa que se encuentra destinado a proyectos más avanzados, el cual no solo busca una máxima rentabilidad, sino también conseguir un lugar dentro del consejo de administración de la promotora inmobiliaria.

Usualmente, el acceso a este tipo de financiación suele ser mucho más rápido y flexible en comparación con el mercado bancario tradicional, razón por la cual sus créditos suelen ser más caro.

Por eso, lo más apropiado es recurrir a esta solución como complemento de la banca tradicional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *