post

En un mundo en el que la tendencia continúa avanzando hacia la ingesta de comida sana basada en productos naturales y ecológicos, la práctica de ejercicio constante y la manutención de hábitos de higiene y cuidados personales no nos queda otro remedio que agrupar cuáles son los hábitos de las personas sanas y explicar por qué debemos tenerlos en cuenta:

Hábitos saludables: Los más destacados

Existen muchos tipos de hábitos de vida saludables que podemos incorporar en nuestro día a día para mantenernos sanos. De eso es de lo que hablaremos a continuación:

Hábitos alimenticios

Modificar la dieta  para adaptarla a lo que sería una dieta saludable es una de las tareas pendientes que muchos tienen todavía. Algunos de los consejos que podemos darte son los siguientes:

  • Elimina el azúcar o redúcela al máximo posible. Así reducirás la ingesta de calorías diaria. Hay más alimentos de los que imaginas que incorporan azúcar y que no son bollería. Por ejemplo, el tomate frito.
  • Reduce el consumo de sal. Así evitaremos problemas futuros de tensión alta.
  • Evita los fritos y rebozados y utiliza en su lugar la cocina al horno, al vapor o a la plancha.
  • Consume más frutas y verduras.
  • Realiza 5 comidas diarias: desayuno, media mañana, comida, media tarde y cena.

El desayuno debe ser la comida más potente del día, algo a lo que no estamos acostumbrados en España. En cambio, la cena debe ser ligera así que puedes optar por comer ensaladas de fruta o verdura, yogures y alimentos ligeros como queso de Burgos o similares.

Hábitos de higiene y cuidados personales

Cuidarse para verse bien uno mismo es fundamental. Sé higiénico y toma una ducha diaria, arréglate para salir, cuida tu cabello con productos naturales o cosméticos apropiados, cuida tu piel y nútrela a diario, mantén tus uñas limpias y, en general, sigue hábitos higiénicos sanos. ¡Así conseguirás alcanzar tu meta de llevar una vida sana!

Personas sanas que hacen ejercicio

Por último, dentro de los hábitos de las personas sanas no podía faltar la práctica de ejercicio. Y es que, lo queramos o no, el deporte nos mantiene fuertes, libera estrés y tensiones y nos hace sentir bien. Por eso, deportes como el running se han puesto muy de moda en los últimos tiempos.

Para empezar, si no tienes las condiciones físicas apropiadas para practicar un deporte específico, puedes salir a caminar durante 30 minutos o una hora todos los días. También puedes dejarte guiar de la mano de profesionales y acudir a un gimnasio para practicar ejercicio de la mano de un preparador físico o practicar actividades como el Aerobic, Yoga, Zumba, etc.

En definitiva, comienza desde ya a modificar tus hábitos de vida y conseguirás llevar una vida saludable y plena propia de las personas sanas.

Fuente: Entrenadorpersonal.pro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *