post

La serie más vista de HBO, Game of Thrones, se ha convertido en una serie de culto  para millones de espectadores de todo el mundo. Sería difícil simplemente explicar el éxito de esta serie y es que basada en los libros de George R. R. Martin data de hace unos 20 años y la mezcla de poder y fantasía recuerda mucho a las obras de Tolkien.

El éxito de Juego de Tronos se debe a varios factores

Entonces, si está basada en libros que se editaron hace años y no son situaciones nuevas ¿por qué funciona?

Porque crea su propio mundo

Juego de tronos nos invita a descubrir un mundo completamente nuevo. Martin lo creó desde cero, y los guionistas han intentado darle vida, trajes de una precisión impresionante, paisajes naturales de todo el mundo como Marruecos, España, Islandia, Irlanda, etc., cada episodio nos sumerge en su universo.

También hay una multiplicidad de personajes, intrigas, casas e historia. Para los más apasionados, es posible investigar durante horas en el universo de la serie y por extensión en la del libro.

Entre mapas interactivos, diversas enciclopedias online e intercambio de teorías, hay más que aprender acerca de Westeros, el continente imaginario donde transcurre toda la trama.

Porque es universal

En un mundo tan rico y complejo todos encuentran algo que les gusta. La variedad de personajes, lugares e historias permite a todos los espectadores identificarse con algo. Ya sea que prefieras el lado político de la historia, escenas de amor, escenas de batalla o historias mágicas, hay para todos los gustos.

Es raro que una serie sea tan unánime. Una serie se basa en un concepto que a veces gusta y otras en cambio no acaba de conectar con el público. Y el público, a menudo dirigido por canales y autores, suele ser bastante homogéneo.

Para Juego de Tronos es diferente, tal vez porque hace mucho ruido, tal vez porque habíamos leído los libros antes o porque adoramos el universo medieval-fantástico, las razones son muchas, pero la observación es la misma, la audiencia cada día crece más.

Porque desafía al espectador

Cuando empezamos a ver esta serie no estábamos seguros de salir ilesos. Estamos comprometidos a ver una serie gore, cruda, violenta. Pero aparte del sexo y la sangre que solo atraen a algunos de los fanáticos, los diálogos y los escenarios hacen que no podamos dejar de verla.

Nunca sabemos a quién defender

Martin es inteligente, creó personajes que no viven en un universo maniqueo. Son muy complejos y puedes encontrar fallos en cada uno.

Los espectadores se apoyan entre sí y se sorprenden al defender lo que otro espectador ni quiere ni puede, ya que es una serie en la que te posicionas sin quererlo; Juego de Tronos crea debate, por eso tiene tantos adeptos.

El campo de la historia es tan vasto que puede seducir a muchos tipos de espectadores, ofrece un curso de fantasía medieval con política, drama familiar, historias de amor y escenas de sexo, ficción histórica, batallas épicas, efectos especiales asombrosos y magia, todos estos estilos están representados para que todos puedan encontrar algo concreto que les guste y apasione.

Una serie que bate todos los récords

En ocho años, Juego de tronos ha aplastado muchos records televisivos. Según HBO, los episodios de la séptima temporada han sido vistos por más de 30 millones de personas solo en los Estados Unidos, siendo esta una cifra a la que hay que sumar más de mil millones de vistas ilegales (descarga y Streaming).

Ninguna otra serie puede competir con esta. La octava temporada ha tenido un presupuesto de unos 13 millones de euros para cada uno de sus seis episodios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *