post

La restauración en fachadas de edificios por lo general es elemento de mayor superficie que compone su envolvente térmica; esta última debe estar correctamente configurada para que se garantice la eficiencia energética, cuando esto no se cumple la solución es la rehabilitación de la fachada, iniciando por la reforma de la fachada.

¿Cuándo realizar rehabilitaciones de edificios para mejorar las fachadas?

Dentro de los trabajos que se realizan en la rehabilitación de edificios, se encuentra la rehabilitación de las fachadas y esta a su vez tiene dos líneas de actuación que son la estructural y la energética.

Cuando la edificación presenta grietas o fisuras que empeoran con el transcurrir del tiempo y la evaluación completa de la situación (cimientos y cubiertas) detecta otros problemas aparte de estos, es cuando se necesita una rehabilitación estructural, que no es más que un trabajo de reformas profundas orientadas a corregir las partes deterioradas y mejorar la eficiencia energética, la seguridad y el confort de los habitantes.

La rehabilitación energética por su parte consiste en una serie de trabajos dirigidos a mejorar el aislamiento del edificio, para ello se evalúa el estado de la envolvente, si es que existe, para aplicar los correctivos que ayuden a mejorar su comportamiento térmico.

En principio, se debe tener claro que el objetivo principal de rehabilitar un edificio es mejorar su comportamiento energético para determinar las necesidades y aplicar los correctivos necesarios, primero se evalúa la envolvente de la fachada y se hacen los cálculos energéticos correspondientes, partiendo de allí es que los profesionales proponen una serie de soluciones a la comunidad de propietarios a fin de elegir en conjunto la indicada, tomando en cuenta los materiales y el presupuesto sin sacrificar la calidad ya que es un trabajo de mucha importancia que debe prevalecer a lo largo del tiempo para que se traduzca en una buena inversión y garantice el confort y la seguridad necesaria a la comunidad.

Los tipos de aislamientos a utilizar, se seleccionan de acuerdo a la experiencia del profesional a cargo de la obra en conjunto con las posibilidades económicas de los propietarios, además de las ventajas para los habitantes del edificio y de las soluciones que se propongan, entre otras cosas.

Estos son algunos de los sistemas de aislamiento que más se utilizan:

  • Aislamiento con Lana Mineral
  • SATE, Sistemas de Aislamiento Térmico por el Exterior
  • Aislamiento con acristalamiento y cerramiento acristalado
  • Aislamiento con poliestireno expandido
  • Aislamiento con poliuretano
  • Aislamiento con poliestireno extruido

¿Qué beneficios ofrece la rehabilitación de la fachada de un edificio?

Tras una buena reforma de la fachada de un edificio, los habitantes van a evidenciar un mayor confort a lo interno de sus viviendas, lo que a su vez las revaloriza y las hace más atractivas para el mercado de alquiler o venta.

El negocio de las reformas ha cobrado mucha importancia y cada vez son más las propuestas para hacer la rehabilitaciones a los edificios con la finalidad de hacerlos más eficientes energéticamente, principalmente a en aquellos cuya construcción es anterior a 1980, donde se evidencia en una buena parte de ellos mucho deterioro lo cual hace indispensable que se realicen los trabajos de adecuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *